Procedimientos terapéuticos

Introducción

La terapia con fuentes abiertas utiliza formas solubles de sustancias radiactivas emisores beta de corto alcance que son administradas al organismo mediante inyección o ingesta para el tratamiento de diversas patologías. El objetivo es la cura o la paliación con mínimas
complicaciones y efectos adversos. Contraindicaciones para el uso de terapia isotópica: embarazo y lactancia.

Tratamiento con Yodo 131

Una de las terapias más utilizadas es con Yodo 131. El tratamiento con este trazador puede usarse tanto en hipertiroidismo como en cáncer diferenciado de tiroides.

img-procedimientos-terapeuticos
Perfilografía con Yodo 131.

 

El tratamiento del hipertiroidismo con radioiodo tiene por finalidad la destrucción de células tiroideas para frenar la producción de hormonas y conseguir si se puede, un estado de eutiroidismo. El tratamiento ha demostrado ser de fácil apicación, seguro, cómodo y de bajo costo. La utilización del radioiodo se basa en la capacidad de la tiroides de captar y concentrar yodo. La acumulación de este isótopo en la interfase célula-coloide causa inhibición de la función y daños en los mecanismos de reproducción de la célula folicular, produciendo la disminución del volumen tiroideo funcionante y el descenso de la producción hormonal.

En el caso de cáncer diferenciado de tiroides el objetivo es eliminar tejido remanente y eventual tejido tumoral residual en forma total, aumentar la especificidad de la tiroglobulina sérica como marcador tumoral en el seguimiento de estos pacientes y además la eliminación de tejido tiroideo normal aumentando la captación relativa de las eventuales metástasis por la mayor cantidad de radioyodo disponible.